Tener acné en uno de los lugares más evidentes (la cara) no es lo ideal en ninguna situación. Afortunadamente, existen métodos sencillos que pueden incorporarse a tu vida diaria para reducir la gravedad y mantener tu piel con un aspecto estupendo.

¿Qué es el acné en las mejillas?

El acné en las mejillas es exactamente lo que parece: acné que aparece en las mejillas. El acné es un término general que designa los pequeños bultos que pueden aparecer en la piel como resultado de la obstrucción de los folículos pilosos con grasa y células cutáneas muertas. Pueden aparecer en forma de puntos negros, puntos blancos y/o granos.

La cartografía facial, una antigua técnica china y ayurvédica, asocia la ubicación del acné en la cara con diferentes resultados. Aunque el acné no es indicativo de todos los factores relacionados con la salud y el estilo de vida, puede aportar alguna información. Por ejemplo, tener acné en las mejillas puede ser un signo de falta de higiene (como puede ser no cambiar la funda de la almohada o no limpiar las brochas de maquillaje). Dicho esto, el estudio de la cara debe tomarse como una guía, ya que el acné suele tener numerosas causas, independientemente de dónde aparezca en la piel.

facial map

¿Qué causa el acné en las mejillas?

El acné en las mejillas puede deberse a uno o varios de los siguientes factores: el maquillaje, el teléfono que propaga las bacterias, las fundas de almohada sucias, tocarse la cara o los cambios hormonales. La buena noticia es que hay varias medidas que puedes tomar para prevenir o reducir la gravedad del acné en las mejillas. Acude a un médico para que te trate el acné.

Vamos a profundizar en esas causas:

El teléfono propaga las bacterias

El teléfono pasa tiempo en muchos lugares diferentes, lo que en última instancia conduce a la acumulación de bacterias. Aunque esto por sí solo no es un gran problema, se convierte en un problema potencial cuando tocamos nuestro teléfono y luego nos tocamos la cara o, peor aún, nos ponemos el teléfono directamente en la oreja. A menos que desinfectes la pantalla de tu teléfono las 24 horas del día, es probable que al menos algunas bacterias se transfieran a tu cara. Esto, a su vez, podría provocar la obstrucción de los poros, lo que en última instancia provoca o empeora el acné.

Fundas de almohada y sábanas sucias

Las fundas de almohada y las sábanas acumulan bacterias a pesar de que suelen permanecer en un solo lugar. Además, es posible irritar la piel mientras se duerme, sobre todo si se frota constantemente la cara contra la almohada: ¡nos pasa a todos!

Tocar la cara

Es imposible pasar el día sin tocar diferentes superficies: el teclado, el volante, la tarjeta de crédito… y eso sólo por nombrar algunas. Y aunque parezca una tarea fácil evitar tocarse la cara, no siempre es posible. La transferencia de grasa y bacterias de las manos a la cara puede crear nuevas imperfecciones o empeorar el acné existente.

Una mala rutina de cuidado de la piel

Lo que introducimos en nuestro cuerpo puede influir en gran medida en cómo nos vemos y sentimos. En concreto, el uso de productos para el cuidado de la piel que contengan sustancias químicas agresivas o incluso el hecho de frotarse la cara con demasiada fuerza puede provocar irritaciones en la piel. Por otro lado, no lavarse la cara lo suficiente puede ser problemático, ya que la grasa y las bacterias se acumulan en los poros, lo que puede provocar acné si no se elimina.

Cambios hormonales

En el cuerpo hay unas hormonas llamadas andrógenos, que fluctúan bastante (especialmente en el caso de las mujeres). La liberación de andrógenos estimula las glándulas sebáceas, provocando la producción de sebo (grasa). La piel grasa puede provocar acné, ya que es un entorno perfecto para la proliferación de bacterias.

¿Cómo prevenir el acné en las mejillas?

Afortunadamente, hay varias medidas que se pueden tomar para reducir la gravedad del acné o prevenirlo por completo. Para mantener tu piel sana, prueba los siguientes consejos:

Limpia tu teléfono antes de cada uso

Aunque pueda parecer una molestia, desinfectar la pantalla del teléfono (sobre todo antes de acercarlo a la cara) puede reducir el riesgo de desarrollar acné. Cuanto más limpia esté la pantalla de tu teléfono, menos probabilidades tendrás de transferir bacterias a tu cara.

No lleves el teléfono al baño

No es ningún secreto que el cuarto de baño es uno de los lugares más sucios. Entre tirar de la cadena y tocar el grifo, tus manos entran en contacto con muchas superficies potencialmente llenas de bacterias. Además, es una buena idea dejar el teléfono fuera del baño o guardarlo en una bolsa cerrada si es necesario.

Cambia la funda de tu almohada al menos una vez a la semana

Aunque te vayas a la cama con la cara limpia, es imposible evitar que las bacterias lleguen a la funda de la almohada y acaben pasando a tu piel. Si no es posible lavar la funda de la almohada semanalmente, ten a mano otra para cambiarla.

Lávate las manos con regularidad

En general, lavarse las manos no hace daño. Esto evita la propagación de gérmenes no sólo a tu cara, sino también a las superficies que tocas. Asegúrate de utilizar jabón, ya que el agua sola no es tan eficaz para eliminar las bacterias.

Ajusta tu rutina de cuidado de la piel

Algunos productos para el cuidado de la piel pueden irritarla. Si notas que tu rutina actual te causa molestias o simplemente no funciona, cámbiala. Aunque normalmente no puedes equivocarte con un jabón suave sin perfume y agua tibia, es posible que necesites un tratamiento adicional si tu acné es grave. En este caso, es necesario consultar a un médico para que te ayude a encontrar la rutina que mejor se adapte a tus necesidades.

Habla con tu médico sobre los anticonceptivos

Los anticonceptivos por sí solos no deben utilizarse para el tratamiento del acné, pero pueden ayudar a aclarar la piel cuando se utilizan en combinación con otros tratamientos.

¿Cómo puede ayudar Pandia Health?

Hablando de tratamiento para acné, los anticonceptivos pueden ser una solución, ya que reducen las fluctuaciones hormonales que suelen asociarse a los brotes. Y ahí es donde entramos nosotras.

Pandia Health es el único servicio de telemedicina y entrega a domicilio de anticonceptivos dirigido por mujeres y por médicos en los Estados Unidos. Las personas que viven en determinados Estados (AZ, CA, CO, FL, GA, IL, MI, NV, NY, TX, TN, PA, WA, y WY) pueden acceder al servicio de telemedicina con una de nuestros médicas expertas, que pueden ayudarle a encontrar el método anticonceptivo que mejor se adapte a su estilo de vida acorde a sus necesidades e historial médico. *Nota: sólo recetamos la pastilla anticonceptiva, el parche y el anillo.

También ofrecemos nuestro servicio de entrega a domicilio gratuito en los 50 estados! Si no estás en ninguno de los estados donde ofrecemos telemedicina todavía puedes disfrutar de nuestro servicio de entrega a domicilio gratuita! Simplemente, una vez que tengas la receta de otra doctora o proveedor, pídeles que nos la envíen a nuestra farmacia y suscríbete a nuestro servicio para que te envíen la píldora directamente a tu buzón (con entregas puntuales, reposiciones automáticas y divertidos regalos). Consigue esa #PandiaPazMental uniéndote a nuestra comunidad de personas con útero capacitadas para hacerse cargo de nuestra salud reproductiva.